Posteado por: Pablo | octubre 9, 2010

Casi no compro libro


Encontre ayer en Budapest una nueva libreria (Wesselenyi Utca, diagonal al bar Szóda), principalmente con literatura en francés y húngaro, sin embargo tienen una pequeña parte con libros en español.

Llegue ahí con mis objetivos claros: Biografia de Napoleon o un Premio Nobel (con especial interes en Vargas Llosa). Pero resulta que cuando a uno le ponen muchas opciones las cosas cambian. Pase cerca de una hora al frente de una estanteria, el flujo de opciones fue algo asi:

  1. Sin Destino de Imre Kertész : Húngaro, Premio Nobel en 2002. Habia escuchado cosas muy buenas de el.
  2. Kaddish Por El Hijo No Nacido: Del mismo autor húngaro, hace parte de su llamada “trilogía”, muy alagada.
  3. Rayuela de Julio Cortazar: De Cortazar no hay necesidad de hablar, es un genio, y Rayuela podria ser una de sus obras máximas.
  4. Las Aventuras de la Niña Travieza de Vargas Llosa: mmm, para ser sinceros, quiero leerme La Ciudad y los Perros o La Casa Verde
  5. El Llano en Llamas de Juan Rulfo: Mi profesor de Introducción a la Literatura en la universidad leia muchas cosas de ahí, me gustan los cuentos y es reconocido como un clásico latinoamericano, estuve cerca de comprarlo.
  6. Algo de Carlos Fuentes que ya no recuerdo el nombre: Estoy interesado en conocer eso llamado “El Boom Latinoamericano”

Hubo un par más, pero mi atención se centró entre Rayuela, Sin Destino y El Llano En Llamas. Rayuela ha sido un libro que me ha seducido desde hace mucho tiempo, un libro que rompe el molde de la literatura, de la lectura, simplemente un libro de Cortazar. Estaba muy cerca de definirme por comprarlo pero me detuve, pues creo que es un autor del que se puede leer más que lo que está escrito, y para eso creo necesario leer más otras cosas, aprender un poco más de literatura. Como leer Crimen Y Castigo, uno siente que no es gran cosa, y cuando mira las revisiones de quienes saben mas de literatura, se da cuenta que lo alaban y lo tienen casi en un altar, entonces no quiero que con Rayuela me pase que me guste por la inercia, por las expectativas, cuando me lo lea, quiero al menos tener un poquito mas de “cancha” en otras cosas y así tener más referencias desde donde pueda mirar, analizar, disfrutar u odiar.

Contraportada del libro

Contraportada del libro

Con eso quedaba entonces entre El Llano En Llamas y Sin Destino. La decisión fue fácil a decir verdad. Estoy en Hungría, así que estaría bien leer algo de un húngaro, y si ese húngaro es premio Nobel de literatura, entonces estaría cumpliendo uno de los objetivos. De forma que compre Sin Destino de Imre Kertész, un libro con el que potencialmente arruinare mi estado de ánimo en los proximos dias, Flora, la amable vendedora me advirtió que era un libro fuerte, Nori, mi amable compañera de apartamento, me dijo que ella no fue capaz de terminarlo, y como estamos en otoño, creo que no encontrare mucho consuelo en el exterior. Ah y adicionalemente, en menos de un mes pienso ir a Austwitz, el campo de concentración donde Imre Kertész estuvo desde 1944.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: