Posteado por: Pablo | enero 4, 2011

Lo que haría en esa centuria


De bus en bus, me lei nuevamente Cien Años de Soledad, libro del cual, evitare dar opiniones porque me quedaría toda la noche escribiendolas. Simplemente, a quien no lo haya leido, le recomiendo que lo haga, eso si, con un cuadernito para anotar los nombres y la relacion de sangre entre los personajes de la familia, porque uno facilmente se pierde  entre la maraña de parientes, todos con practicamente los mismos nombres.

En vez de dar opiniones sobre el libro, dire algunas de las cosas que me dieron ganas mientras leia el libro:

  • Conocer a Ursula Iguaran y unirme a una de las descabelladas empresas de Jose Arcadio Buendia.
  • Comprarle alguno de los ultimos inventos de los sabios babilonicos a Melquiades.
  • Tener un pescadito de oro del Coronel Aureliano Buendia.
  • Tener el daguerrotipo familiar, en el que Aureliano está entre Rebeca y Amaranta.
  • Ver a Macondo lleno de papelitos cuando las epocas del olvido.
  • Haber estado en el consejo de guerra al Coronel Moncada para escuchar a Ursula remarcar algo que mi mamá me ha dicho tooda la vida: “Pero no olviden que mientras Dios nos dé vida, nosotras seguiremos siendo madres, y por muy revolucionarios que sean tenemos derecho a bajarle los pantalones y darles una cueriza a la primera falta de respeto.”  (Que grande Ursula! que grande!!!)
  • Estar en una de las rumbas de Aureliano Segundo.
  • Obvio, ver a Remedios, La Bella.
  • Haber estado entre los curiosos al frente de la casa Buendia, para oir al retirado Coronel Aureliano Buendia gritar: “¡Un dia de estos voy a armar a mis muchachos para que acaben con esos gringos de mierda!”.
  • Conocer al coronel Lorenzo Gavilan y preguntarle por su compadre Artemio Cruz.
  • Haber escuchado el: “¡Cabrones! Les regalamos el minuto que falta”
  • Gritarle improperios a Fernanda del Carpio, DURO!.
  • Ver las mariposas amarillas de Mauricio Babilonia.

Hay muchas otras cosas mas, pero prefiero omitirlas para no dañarle el libro a quien no lo ha leido, y para antojar al que lo ha leido, a que lo haga de nuevo, espero que asi sea.

¿y ustedes, que harian en Macondo? ¿de que se antojaban mientras leian el libro?


Responses

  1. Ay! Yo se lo estoy leyendo a mi mamá!! Que emoción este libro❤
    Los pescaditos de oro y las flores de Babilonia! Total.

  2. […] no es seguro, porque sinceramente me volveria a leer Cien Años de Soledad, ganas no me faltan! LEIDO (Ene 4 […]

  3. A mi me hubiera gustado ver el pelotón de fusilamiento y ver a Melquiades! Bueno y ver niños iguana jejejeje. Pero más que todo el pelotón! jejeje

  4. La misma obsesión que tenía el coronel, hacer pescados y venderlos, cuando los viera por ahí comprarlos, fundirlos y volverlos a forjar, para luego venderlos y completar el ciclo.

    Y probablemente ir al río, tirar charco y asolearme en las piedras redondas como huevos de dinosaurio


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: